Información

Vacíos al vacío

La obra consta de entre 15 y 20 sobres envasados al vacío, que contienen una foto de retrato y en su interior, de manera no visible, un objeto. La foto y el objeto están relacionados, pues las personas de las fotos han metido dentro del sobre un objeto que representa un vacío personal. Los sobres se exponen junto con un texto explicativo de la obra. Se cuelgan de manera que los visitantes pueden verlos de cerca y tocarlos por ambas caras. El visitante puede sentirse atraído por un sobre en concreto. Cualquiera puede llenar el vacío de estas personas. Sólo tiene que adquirir un sobre. Al abrirlo, simbólicamente habrá ayudado a llenar el vacío de alguien.

Texto que acompaña la obra: 

“El vacío es la ausencia total de materia en un determinado espacio. También se interpreta como la falta, carencia o ausencia de algo o alguien que se echa de menos, dejando un vacío personal.

Lo que tienes delante son vacíos personales envasados al vacío. En cada sobre hay una fotografía y un objeto. La persona de la fotografía ha escogido este objeto como representativo de una ausencia interior, y lo ha colocado en el interior del sobre, que ha sido envasado al vacío. El sobre, pues, representa su vacío personal, exteriorizado, materializado y expuesto al público.

A veces es mucho más fácil llenar un vacío personal de lo que uno se imaginaría. Si quieres puedes llenar el vacío de estas personas. Toca los sobres, palpa el objeto que hay dentro, observa bien la foto. Deja que uno te seleccione y llévatelo. Hazte cargo de él. Podrás abrir el sobre si quieres. Al hacerlo, llenarás su vacío.”